0

caja decorativa

Casi todos los lunes intentamos hacer alguna manualidad para que los niños lleven a casa y demuestren a sus padres su destreza manual y su creatividad. En esta ocasión hemos querido realizar una bonita caja para que guarden lo que quieran en casa. Una bonita forma de enseñarles a organizarse mientras desarrollan su creatividad y motricidad.

Para ello hemos reunido cajas de quesitos que nos han traído los padres de casa. Sobre estas cajitas hemos ido pegando trocitos de papel que los niños han ido seleccionando y colocando a su antojo. Y este es el resultado:

DSC_0075 DSC_0076

DSC_0077

¿Y con el resto de papelitos que sobraron? Pues hicimos una lluvia de papelitos. ¡Nos pusimos todos juntos y los tiremos todos hacia arriba una y otra vez! ¡Los niños se lo pasaron genial! ¿El resultado? Un suelo sucio, ¡pero unas miradas felices!

DSC_0096