0

Aprendizaje al natural

La educación a evolucionado y progresado mucho a lo largo de los años, pero aún se nota un déficit enorme en la mayoría de centros respecto a la relación del aprendizaje con el mundo natural.

En clase los niños tan sólo ven e intentan aprender la vida mediante libros, posters, juguetes, proyecciones y ordenadores, pero rara vez salen a explorar dicha vida a un entorno atractivo y natural pensado por y para ellos.

Lo ideal sería que cada centro, ya sea colegio o guardería, contara con su propio terreno exterior en el que poder instalar una mini “reserva natural” con la que poder interactuar cada día. Imagínense la cara de los niños al salir cada mañana a un rincón al aire libre donde puedan cuidar de algún animal o de algunas plantas y ver como van creciendo gracias a ellos.

Además de conocimientos esto les aportaría valores tan importantes como la responsabilidad, la constancia o la colaboración.

En Vizcaya, por ejemplo, hay una guarde que tiene un amplio jardín en el que los niños pasan sus ratos libres entre columpios y diversión. Es importante que jueguen con otros niños en un entorno natural.

guarderia-escuela-infantil-cerca-algorta19

Pero no hace falta disponer de un amplio jardín para cuidar la calidad de juego. En Granada, por ejemplo, tienen un amplio patio interior con una pequeña zona verde donde los niños pueden jugar y cultivar sus propias plantas.

parque interior

Otra opción sería disponer de dicho espacio pero resguardarlo con losetas de caucho y cesped artificial. Lo cual hace más llamativo y seguro el juego en dicha zona. Además es importante contar con una zona sombreada para los días de calor. Así han optado en una guardería de Zaragoza.

zaragoza

Uno de los temas transversales que se consiguen con este tipo de medidas en los centros es el reciclaje y cuidado del medio ambiente. Muchas personas no reciclan sólo por el hecho de que no han sido concienciados en su niñez para ello o por que no han llegado a interiorizar la naturaleza como parte importante de su vida. Y aunque en casa muchas familias no reciclen, en las aulas podemos enseñar a los niños muchas aptitudes desvinculadas anteriormente de los centros educativos.

Sobre todo lo que se busca con todo ello es que los niños lleguen a interiorizar cada aspecto de su vida y a conectar conceptos con realidad a través de sus propias vivencias personales, para que lleguen a valorarlos y reconocerlos.